El 15 de Octubre en Boston: End Wars, Tax Rich

Veteranos de guerra, sindicalistas y estudiantes, junto con los integrantes de Occupy Boston acampados en Dewey Square, se han unido a la convocatoria global del 15 de Octubre marchando por las calles del centro de Boston durante cerca de dos horas.


La principal consigna de la marcha, que ha partido del Boston Commons, ha sido la retirada de las tropas norteamericanas desplegadas por el mundo. También han reivindicado el aumento de los impuestos a los que más tienen para captar recursos con los que financiar un mejor sistema educativo y una mejor sanidad, así como la creación de nuevos empleos.

A lo largo de la marcha, en la que han participado unas 3000 personas, se han podido escuchar lemas como “End Wars, Tax Rich” (Acabemos con las guerras, subamos los impuestos a los ricos), “This is what democracy looks like” (Esto es la verdadera democracia), “The people united will never be defeated” (El pueblo unido jamás será vencido) o el ya clásico “We are the 99%” (Somos el 99%). También se han coreado consignas contra los ataques a los sindicatos por parte del poder. El momento álgido se ha vivido cuando se ha pasado por delante de las oficinas del Bank of America y los manifestantes han gritado durante varios minutos “Shame” (vergüenza).

La marcha ha finalizado con los discursos de diferentes representantes de las organizaciones convocantes, siendo la más aclamada una joven veterana de la guerra de Irak que ha descrito a la sociedad americana como una adicta a la guerra que necesita acudir a terapia de forma urgente.

El “otoño americano” cada vez cuenta con más participantes, al menos aquí en Boston, donde ya no cabe una sola tienda en Dewey Square. Incluso, el pasado lunes, unas 130 personas fueron arrestadas al tratar de extender la acampada a un parque cercano. Las acampadas se han reproducido a lo largo y ancho del país y ya están presentes en varios cientos de ciudades. Algo ha cambiado en este mundo. Y esto es solo el principio.

Edit: Los manifestantes frente al Bank of America. También gritan “Banks Got Bailed Out, We Got Sold Out!” (A los bancos les rescatan, a nosostros nos liquidan!). Si alguien me encuentra en el video ganará un gallifante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda Sonora:

Ocupando Boston

A estas alturas ya nadie puede negar los vientos de cambio que soplan en nuestro planeta. El aliento que el pueblo tunecino lanzó a las gentes del mundo después de expulsar del poder a su dictador se ha convertido en un huracán sin control. Las gentes de Egipto recogieron el testigo de sus hermanos expulsando a Mubarak del poder, generando una tormenta que llegó a Europa. Primero fue Madrid, donde el movimiento 15M transformó la llama encendida durante la primavera árabe en un rayo de Sol que marcase el despertar de las ansías de justicia social del pueblo Español. La tormenta atravesó diferentes países: Francia, Italia, Alemania, Inglaterra… y tomó rumbo al océano Atlántico. Allí cogió fuerzas para transformarse en huracán y llegar a Nueva York. Gentes venidas de toda la confederación se unieron a los neoyorquinos el 17 de Septiembre de 2011 para tomar sus calles y levantar un campamento como hiciesen los cairotas en la plaza Tahir y los madrileños en Sol.

Asamblea preparatoria de Occupy Boston en Boston CommonsAhora el huracán ha llegado a Boston, mi nueva ciudad, en Massachusetts, el lugar donde desembarcaron los Padres Peregrinos para forjar los cimientos de la nación más poderosa del planeta. Pero lo que no imaginarían es que en el año 2011 un 10% de sus habitantes se encontrarían en el paro y un 15% de ellos vivirían bajo el umbral de la pobreza. En su sueño de construir una próspera nación probablemente tampoco estarían las dificultades que los jóvenes pertenecientes a las minorías sociales tienen para cursar estudios universitarios, ya que para ello deben contraer unas deudas con los bancos que difícilmente pueden permitirse sin apoyo familiar. Tampoco que su gobierno fuese a abandonarlos a su suerte recortando ayudas sociales mientras al mismo tiempo inyecta grandes cantidades de dinero para salvar a un decrépito sistema financiero culpable de la mala situación económica. Ante este panorama no es de extrañar que una parte de la sociedad norteamericana haya dicho basta y tome las calles.

En Boston todo comenzó el día 27 de Septiembre, donde unas 300 personas se constituyeron en asamblea en el Boston Commons, un parque muy concurrido, para empezar a discutir las acciones a tomar. Tras sopesar varias opciones decidieron que acamparían en Dewey Square el 30 de Septiembre a las 18:00 horas. Dewey Square es una pequeña plaza ajardinada rodeada de rascacielos situada en la mitad del distrito financiero de Boston. En esta plaza se encuentra la Estación Sur por la que acceden a Boston miles de personas todos los días. Allí también desemboca una de las principales autopistas de entrada a la ciudad. Esto hace que sea un lugar muy transitado y visible, razón principal para su elección.

En dicha asamblea también se constituyeron diferentes grupos de trabajo, siguiendo una estructura parecida a la que había en Sol los primeros días: Comunicación, Extensión, Mensaje, Infraestructura, Legal, Alimentación… En ellas se integraron personas completamente comprometidas con lo que iba a ocurrir. Si algo me llamó la atención fue la preocupación por tener en cuenta hasta el último detalle de la futura acampada, a diferencia de la espontaneidad con la que se se establecieron en España los días posteriores al 15 de Mayo.

Tras sucesivas asambleas el día llegó y se montó el campamento en Dewey Square. Ya han pasado dos días y hoy lo he visitado por primera vez. Y huele a Sol. No porque haya perroflautas que no pasen por la ducha, sino porque el ambiente que se respira es el mismo que había allí los primeros días. Gente harta de tener que elegir entre el partido Demócrata y el Republicano, de que se recorten las ayudas sociales mientras se inyecta dinero en los Bancos, de la segregación que sufren las minorías, de que su ejército invada países extranjeros en nombre de la democracia, de que se ejecute a sus conciudadanos (el cadáver de Troy Davies todavía esta caliente), de que sus políticos no les representen.

Y lo quieren cambiar. Se proponen forjar los cimientos de una nueva nación basada en la solidaridad y en lugar de en la competitividad, donde se integre a las minorías y se acabe con la segregación existente, en la que sus jóvenes puedan ir a la universidad independientemente de sus recursos económicos y donde a nadie le falte el trabajo y la asistencia sanitaria. En definitiva, y al igual que nosotros cuando acampamos en Sol, se proponen construir una sociedad mejor.

Nunca imaginé que en el año 2011 los habitantes del mundo por fin íbamos a alzar nuestra voz contra nuestros gobiernos para los que lo importante son los capitales y no las personas. Ya no hay naciones, sólo grandes multinacionales. Ahora queremos dejar de ser mano de obra y volver a ser ciudadanos. Somos la V Internacional y ya hemos cruzado el Rubicón. El resultado final sólo depende de nosotros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.